saunavery-sauna-de-vapor-la-mejor-sauna-de-vapor-en-tu-bano

¿Qué tipo de sauna debo tener en mi hogar?

Si estás pensando en comprar una sauna de vapor para tu casa, en Saunavery encontrarás la mejor opción de sauna para tu baño. Puedes elegir entre saunas de vapor para una o varias personas.

Las saunas de vapor se calientan mediante el vapor que se produce, el tiempo para la sudoración es casi de inmediato, aunque las sesiones son más largas.

Tener una sauna en casa es la mejor inversión que puedes hacer, es una buena manera de decir adiós al estrés y mejorar tu salud; y es que las saunas domésticas, al igual que las saunas profesionales, aportan grandes beneficios a nuestro organismo, mejorando nuestro sistema nervioso, la circulación y logrando que nuestra piel se vea más tersa y luminosa.

TIPOS DE SAUNA

Los principales tipos de sauna son:

SAUNA FINLANDESA

Funcionan con una fuente de calor seco, una especie de sistema de resistencia eléctrica o estufa que calienta piedras o leña, y que, al calentarse y ponerse al rojo vivo, generan un enorme calor seco que se va esparciendo en el interior del cuarto, elevando la temperatura entre los 60 y 90 grados centígrados, con una humedad siempre inferior al 20 por ciento. Debido a su alto calor, se aconseja no permanecer más de 25 minutos o media hora como máximo en su interior.

SAUNA INFRARROJA

Funciona con una resistencia eléctrica desde la cual se irradian rayos infrarrojos que penetran directamente en el tejido del cuerpo humano, generando el efecto de calor, con una sensación casi idéntica a la de la sauna finlandesa pero de manera mucho más focalizada en el cuerpo, y con una temperatura más baja de aproximadamente unos 50 grados centígrados, lo que permite que el tiempo de exposición pueda ser superior al de la sauna de vapor, hasta de 40 minutos. Además de esto, la sauna infrarroja consume menos electricidad.

SAUNA HÚMEDA O BAÑO TURCO

En este tipo de sauna, también conocido como Hammam baño turco, se encuentra un generador de vapor caliente que se encarga de evaporar el agua y liberarla en el aire, alcanzando temperaturas de entre 50 y 70 grados centígrados, con una humedad que va del 90 al 100 por ciento. A diferencia de la sauna finlandesa e infrarrojo, el baño turco es completamente hermético. Por sus características, este tipo de cabina ofrece beneficios como el descongestionamiento de las vías respiratorias, disminución de la presión arterial, entre otros, aunque personas con trastornos de la circulación o problemas cardíacos, deben tomar las sesiones más cortas, o consultar a su médico.

Conoce nuestros modelos de saunas de vapor AQUí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!